miércoles, 13 de marzo de 2013

Historia del punto de cruz


El punto de cruz, es el más popular de los bordados y sus puntadas quedan con forma de X.





Se pueden encontrar gráficos y esquemas para ser bordados con esta técnica y se pueden hacer mantelerías, cojines, cuadros, toallas…


El punto de cruz, es una técnica muy antigua y se han encontrado fragmentos de ropas con este punto en de Egipto (500 A de C) y en Asia Central (850 A. de C).


En el año 1.500 es cuando empezaron a salir los primeros esquemas, que eran florales, religiosos, con símbolos…


En aquella época no había la variedad de colores de hilos que tenemos hoy en día, y el más recurrido era el rojo.


Hoy en día, el hilo más usado es el de algodón mercerizado (que es un hilo de algodón, compuesto por seis hebras), el hilo perlado, la seda y el rayón.



Hacer punto de cruz, aunque es entretenido, es muy fácil su realización, ya que solo hay que hacer dos movimientos:


-El de ida y vuelta: que es de mejor calidad y queda mejor al revés.


-Continuo: muy realizado para hacer cenefas.

 


LOS MATERIALES:


-La tela: Puede ser de Lino, Panamá, Aída, Cañamazo… vamos que cualquier tipo de tejido es apto para realizarlo.


-Los hilos: El más recomendable sería de algodón y trabajado a dos hebras.


-La aguja: Es mejor si esta es corta y preferiblemente sin punta.


-Opcionalmente un bastidor.

 


Pues aquí espero que hayáis aprendido un poco más sobre el punto de cruz y su historia.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Template by:

Free Blog Templates